bosque de bambu

¿Qué es el bambú moso?

El bambú moso también conocido como “bambú de invierno” pertenece a la espécie Edulis del género Phyllostachys. Ésta especie de bambú es resistente a temperaturas de hasta -20 ºC, ésto hace que tenga una gran facilidad de adaptación a diferentes ambientes.

Es originario de China central, donde puede alcanzar alturas de entre 15 a 28 m y en época de crecimiento puede crecer hasta 1 metro al día.

Las raíces de los bambúes son rizomatosa y se desarrollan en bastante profundidad.

¿Cómo se debe cuidar una bambú?

  • Si las temperaturas son elevadas se debe regar tres o cuatro veces por semana, en climas templados es suficiente con dos riegos por semana.
  • En el riego, las raíces no han de quedar sumergidas en agua durante un tiempo prolongado.
  • Es fundamental un óptimo grado de humedad del entorno que la rodea, hay que pulverizar la copa de la planta con frecuencia.
  • Si la planta se cultiva en exteriores, se ha de tener la precaución de no ponerla en terrenos donde pudiera acumularse el agua pluvial o el agua de riego.
  • El terreno adecuado para la planta de bambú ha de permitir un escurrido rápido del exceso de agua y al mismo tiempo mantener la humedad durante un cierto número de días.

¿Qué beneficios aporta el bambú moso?

  • Retiene mucho más CO2 que otras plantas.
  • Tienen un rápido crecimiento.
  • Después de ser procesado es muy duro y duradero, por ello se utiliza en construcciones de estructuras, suelos y tarimas.
  • Actúa como regulador hídrico, genera gran cantidad de biomasa y su recolección y uso permite preservar los amenazados y delicados bosques de vegetación arbórea.
  • El bambú es un material sostenible, gracias a su rápido crecimiento.
  • Los productos fabricados con bambú (cepillos, vasos, termos, etc) son biodegradables y reducen la producción y desecho del plástico.